Con motivo del Día Internacional de la Mujer, desde ACCIONA Ingeniería Cultural celebramos la contribución de las mujeres a la historia, la cultura y la sociedad.

Ocho mujeres arquitectas e ingenieras nos aportan su particular visión sobre su profesión y el sector cultural en el que trabajan.

La ingeniería cultural es un término que hace referencia a “la resolución de problemas de origen cultural y al diseño creativo de soluciones aplicadas al desarrollo social, urbano y comunitario”. Para ACCIONA Ingeniería Cultural, el desarrollo de estrategias culturales ofrece oportunidades únicas para transformar el pulso de las ciudades, pues generan nuevos espacios de conocimiento, experiencias e interconexión entre personas, favoreciendo el bienestar individual y comunitario.

Es evidente el papel que los museos, las exposiciones y los eventos a gran escala tienen en el progreso de las sociedades y su contribución a la transformación económica, social, urbanística e incluso ambiental de las ciudades donde se ubican o tienen lugar.

Por ello, para los ingenieros culturales es fundamental trabajar en entornos multidisciplinares y multiculturales, lo que les permite cada proyecto desde una perspectiva holística y en todas sus dimensiones (económica, social, humanista, cultural…).

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, este año reconocemos labor de las mujeres ingenieras y arquitectas que trabajan en ACCIONA Ingeniería Cultural, ingenieras culturales que para su formación apostaron por una carrera STEM (“STEM”, por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engineering and Mathematics) y que muestran unas cualidades excepcionales para enfocarse en este sector. Cabe destacar que no se entendería la sociedad actual sin la contribución de las mujeres a la ciencia, la cultura y la sociedad a lo largo de la historia.

En este artículo, ocho, arquitectas e ingenieras nos aportan su particular visión, dando muestra de su talento y capacidad para el desarrollo de infraestructuras culturales icónicas como las que acomete ACCIONA Ingeniería Cultural, infraestructuras capaces de construir nuevos entornos y realidades con las que poder crecer y avanzar, individualmente y como sociedad.

Gala Gómez

Gala Gómez

Por su parte, Gala Gómez, ingeniera civil y site manager de Terra – Pabellón de la Sostenibilidad de Expo Dubái 2020, destaca de su profesión la capacidad que tiene para resolver problemas: “La ingeniería siempre me ha parecido un campo sumamente interesante, especialmente por su alto grado de aplicabilidad, sus aspectos analíticos, su enfoque en la resolución de problemas y la optimización”.

Sheila del Amo

Sheila del Amo

Para Sheila del Amo, arquitecta y BIM Manager del Pabellón de Emiratos Árabes Unidos de Expo Dubái 2020, la arquitectura está claramente ligada al beneficio social. “Me siento afortunada de trabajar como arquitecta en el campo de la ingeniería cultural, pues me permite participar en la aportación de soluciones técnicas a problemas reales que ayudan a la comunidad y fomentan un beneficio social. Y añade: “Animo a todas las mujeres que estén pensando entrar en este campo que no hay mayor satisfacción que saber que tu trabajo diario ayuda a dirigirnos hacia un cambio global cada vez más necesario.”

Mara Giattini

Mara Giattini

Por su parte, Mara Giattini, arquitecta y project manager del área de Interiores de ACCIONA Ingeniería Cultural, pone de manifiesto la relación que las arquitectas establecen con el entorno y la sociedad y cómo esto se plasma en el resultado: “La sensibilidad y la empatía con el entorno social son cualidades que muchas mujeres trasladan a su trabajo y se traducen en una arquitectura muy orgánica, cálida y sostenible.”

María Padilla

María Padilla

El trabajo en equipo es otro de los aspectos a destacar en estas profesiones técnicas, tal y como explica María Padilla, arquitecta e Interiors Design Manager de ACCIONA Ingeniería Cultural: “Con más de 20 años trabajando en el sector de la arquitectura y el interiorismo, puedo afirmar que lo que verdaderamente cuenta es el trabajo en equipo, la organización y la ilusión con la que se afrontan los proyectos. Éstos son la base para el mejor resultado”.

Irene Guiberteau

Irene Guiberteau

Irene Guiberteau, arquitecta técnica e ingeniera de edificación que actualmente trabaja como site manager del proyecto de Pabellones de Distritos Temáticos de Expo Dubái 2020, resalta la aplicabilidad que la ingeniería para dar respuesta a grandes necesidades: “Pienso que la ingeniería es una excelente herramienta para brindar soluciones prácticas a necesidades y problemas reales”.

La satisfacción de hacer accesible la cultura a todo tipo de públicos es otro de los aspectos que hacen de este trabajo algo tan estimulante, explica Ana Carvajal, arquitecta técnica e ingeniera de la edificación que trabaja como planning and cost manager y es coordinadora del departamento de Ofertas: “Trabajar con organizaciones públicas o privadas para hacer realidad proyectos culturales en todo el mundo y hacerlos accesibles a público muy diverso es el reto de mi trabajo y mi motivación diaria”.

Ana Carvajal

Ana Carvajal


Claudia Vivas

Claudia Vivas

Para Claudia Vivas, arquitecta del proyecto expositivo de Terra – Pabellón de la Sostenibilidad de Expo Dubái 2020, lo más enriquecedor de trabajar en el sector cultural es el aprendizaje que te llevas en cada proyecto: “Lo que más me gusta de trabajar en el sector cultural es la cantidad de conocimiento que adquieres con cada proyecto. Cada museo, expo, pabellón es único, y todos dejan un poso en ti. Es imposible aburrirse, cada proyecto es un reto”.

Por último, el poder transformador de la arquitectura y su capacidad para impulsar el cambio son también aspectos que confieren gran valor a esta profesión. En palabras de Lorena Ortega, arquitecta y responsable de producción de los proyectos museográficos Sheikh Mohamed Bin Khalifa House, Abu Dabi y Shindagha Museums 3B, Dubái: “La arquitectura es un recurso valioso para impulsar el creciente cambio global. Es siempre es el comienzo de una transformación”.

Lorena Ortega

Lorena Ortega

Asumir los infinitos retos a los que cada día se enfrentan estas mujeres en su profesión no es sencillo, pero afortunadamente podemos afirmar que gracias a la pasión y empuje con el que se entregan cada día, dejarán su huella en el campo de la ingeniería cultural. Confiamos en que sus testimonios sirvan de inspiración, tanto a las mujeres que comienzan su andadura en estas profesiones, como a las futuras generaciones, contribuyendo entre todas, con su valiosa visión y su trabajo, al progreso de la sociedad.